Search for:

La magia se hace sentir en cada rincón del mundo, en cada momento vivido y para ello la Isla Bora Bora, ubicada en la Polinesia Francesa, ofrece infinitos momentos de magia, ya sea acompañado o envuelto en la soledad.

Esta grandiosa isla, enamora el corazón de grandes y pequeños, con sus hermosos paisajes naturales, ofreciendo aventuras inolvidables para cada uno de sus visitantes.

Aunque su nombre quizás no es conocido por todos, quienes tienen el placer de disfrutar el cristalino mar que conforma Bora Bora, logran recordarla de forma única y especial e incluso es recomendada para aquellos recién casados, como un lugar especial, donde su amanecer y atardecer, logran formar parte del inicio de cualquier  hermosa historia de amor.

Bora Bora, no solo ofrece momentos para el amor y relajación de sus visitantes, pues, también es buscada por aventureros que les gusta indagar en las profundidades del mar.

Ésta mágica isla, nace 300 años después de Cristo, tiempo en el cual, fue descubierta por un grupo de Polinesios, desde ese entonces y hasta hoy, el arrecife ha sido regocijado por miles de personas a nivel Mundial.

A pesar de ser gozada por muchos, también es deseada por otros, ya que para acceder a la isleta, se amerita un gasto económico considerable, desde el lugar donde te encuentres, sin dejar de mencionar, que antes de conocer tan maravilloso parque natural, deberás sobrevolar el territorio Tahití.

Esto quiere decir, que además de tener la dicha de conocer la Isla Bora Bora, también podrás observar pequeñas islas, como es el caso de Motu Tapu, localizada en Nueva Zelanda.

Bora Bora, así como otras islas que conforman el océano pacífico, es un lugar donde se logra un máximo nivel de relajación, demuestra su belleza natural, dejando entre sus visitantes las ganas de volver, tanto por sus hermosos paisajes, como el buen trato de sus habitantes, quienes recomiendan llevar todos los artículos necesarios durante el tiempo de estadía y así evitar gastos adicionales.

Su deliciosa comida y actividades recreativas, realizadas por los Famosos Bailarines de Fuego de Tahití, hacen que la Isla Bora Bora, no solamente sea recordada por sus aguas celestiales, sino también por ser divertida desde el primer momento de tu llegada.

Además, la amabilidad de sus residentes es incomparable desde su recibimiento en la isla e incluso una vez por semana, les regalan a sus invitados una noche llena de distracción, donde la música, el baile, el amor, la magia y sin duda la alegría, forman un ambiente tan agradable e inolvidable para sus asistentes.

Esto demuestra, que la Isla Bora Bora, es uno de los principales lugares perfectos para unas excelentes vacaciones familiares, matrimonios, relajación personal, viajes de novios, entre otros. Para las personas que la visitan, les queda marcada en el caminar de sus vidas y para los que aún no la conocen, se muestra como la mejor opción ante la rutina y el estrés, valiendo la pena pisar sus aguas.

Write A Comment