Search for:
Curioso

Destinos con los fenómenos naturales más extraños

El planeta esconde lugares asombrosos que despiertan la curiosidad; si bien muchos viajeros se limitan a conocer las partes turísticas, otros se decantan por buscar aventura en locaciones llenas de fenómenos naturales extraños, mágicos y hasta peligrosos. Desde volcanes, piedras que se mueven y árboles de colores, hasta terremotos aéreos, incluye la lista de alternativas pensadas para esos intrépidos que quieren experiencias únicas e inolvidables.

¿Dónde encontrar los fenómenos naturales más extraños?

Son pocos los que están conscientes de la cantidad de fenómenos naturales que se dan en la Tierra, pese a que muchos de ellos solo suceden una vez cada mucho tiempo, otros son permanecen ahí como prueba de lo grandiosa de la naturaleza; para muestra:

1. Árboles de colores

Aunque no den la impresión de tratarse de algo demasiado extraño, a fin de cuentas, los árboles tienen formas extrañas, lo que verdaderamente hace fascinante a esta variedad perteneciente al sureste de Asia y Australasia la extravagante paleta de tonalidades que muestra. Eucalipto Arcoíris debe su nombre a la cualidad que lo define, la de mostrar un tronco multicolor capaz de dejar atónito a cualquiera que tenga la suerte de contemplarlo.

2. Anillos de las hadas:

Con un origen que se debate entre la explicación científica y una creencia mitológica que los cataloga de puertas a un lugar sobrenatural, los anillos o círculos de las  hadas es el fenómeno natural más famoso de Namibia y uno de los más extraños del mundo; se trata de círculos que se forman alrededor de calvas en la arena, formando hexágonos con sus vecinos más cercanos.

3. Piedras viajeras:

¿Piedras que se mueven? ¡Imposible! pues no, en el Valle de la Muerte de California impera un gran misterio, ¿cómo han cambiado de posición estas grandes formaciones rocosas? más allá de las hipótesis sobrenaturales, el fenómeno se explica en la formación de una fina capa de hielo sobre la superficie de este lago desértico, que al romperse, mueve las piedras por el impulso de la brisa.

4. El lago rosado Hillier:

La presencia de un tipo de algas con alto contenido de betacaroteno le otorga a este cuerpo de agua su peculiar tonalidad, a ello se le une la gran concentración de camarón rosado y de arqueas, una clase de microorganismo rojo, dando como resultado un espectáculo visual sin comparación. Lo mejor de todo, es que al no deber su color a agente tóxico alguno, es posible bañarte sin problema  en este fenómeno natural localizado en Australia.

5. La aurora austral:

De Australia, se pasa a Nueva Zelanda emplace perfecto para disfrutar de uno de los fenómenos naturales más raros: las auroras; al igual que su hermana gemela (la aurora boreal) la aurora austral es el fenómeno atmosférico que viste el cielo con manchas y columnas luminosas de distintos copleros por efecto de la radiación solar, una de las cosas más mágicas que pueden observarse durante una noche con el firmamento bien despejado.

6. Skyquake o “cielomoto”:

¿Algo alucinante y extraño? qué mejor que un terremoto del cielo, de eso se trata el “cielomoto” uno de los fenómenos naturales menos conocidos y más raros del mundo. Careciendo de explicación científica, el skyquake es un movimiento de gases capaz de provocar una explosión en el cielo que se distingue por lo particular de su sonido; algunas hipótesis apuntan a que no es más que aviones que rompen la barrera del sonido, pero los meteorólogos especialistas en fenómenos extraños presumen que obedece al choque de una capa da aire muy caliente, con una más fría.

7. El fuego azul:

El último lugar para ser testigos de un fenómeno natural extraño lleva directo a indonesia, específicamente a la Isla de Java donde espera el Kawah Ijen, volcán que ha ganado especial fama en los últimos tiempos debido a presentar uno de los fenómenos fuera de serie: el fuego azul. A pesar de que no es más que la gran concentración de azufre en combustión que guarda en su interior, el espectáculo visual es sorprendente, en especial durante el verano cuando las condiciones climáticas se prestan para ello.

Pero el fuego azul no es lo único sorprendente del lugar, ya que el volcán alberga dentro el lago más grande del mundo con estas especificaciones; un acentuado color turquesa consecuencia de los 36 millones de metros cúbicos de ácido sulfúrico y ácido clorhídrico que lo componen.

Write A Comment